Cualquiera que este navegando por internet, podrá darse cuenta de lo molesto que es que miles de anuncios inunden la pantalla con cada click del raton. 
 
Para un usuario un poco avanzado, el reto de sortear los anuncios sin caer en las manos del malware o cualquier otro virus, es quizás sencillo aunque sigue siendo molesto. Pero cuando en casa, el resto de usuarios plantean el formateo de un PC cada cierto tiempo, empieza a volverse algo cansado, y no digamos si los anuncios te impiden poder jugar desde tu teléfono tranquilamente sin que salte el típico anuncio en el mejor momento.
 
Vista la situacion me puse a indagar como podria de una forma sencilla, barata y rapida bloquear la mayor parte de toda esa basura de la red. Y tras comentar con otro colega, me sugirio que habia un proyecto llamado Pi-Hole que bloqueaba la mayor parte de publicidad.
Asi que una vez dicho esto me puse manos a la obra. No solo parecia sencillo sino que a mi vieja Raspberry Pi iba a darle una segunda oportunidad tras estar varios años con el Kodi.
 
Aparte de encontrar mucha informacion, tenemos su pagina oficial https://pi-hole.net/ donde podemos ver el proyecto y bajar los archivos necesarios.
 
En primer lugar debemos instalar una distribucion en nuestra raspberry, en mi caso elegi Debian, ya habia trabajado con ella y me parecia sencilla. Tras esta sencilla instalacion y actualizar algun paquete, podemos proceder a instalar el Pi-Hole
 
curl -sSL https://install.pi-hole.net |
 
Finalmente tras acabar la instalación que seguiremos paso a paso, podremos colocar la IP de nuestra Raspberry como DNS primaria para que actúe como servidor DNS y así empezar a bloquear todo el trafico no deseado.
Su configuración tiene su pequeño mundo aparte si no usamos su modo básico.
Ademas deberemos actualizar la misma cada cierto tiempo (cosa que nos indica su propia interfaz web.
Accediendo a través de SSH por ejemplo, solo tendremos que escribir este comando:
 
pihole -up
 
Y tendremos nuestro propio servidor DNS!!