Hace ya algunos años, estuve trabajando en una empresa donde por suerte o por desgracia, muchas veces pasaba el tiempo esperando sin tener trabajo que realizar. Por esos tiempos, el departamento de informática de la empresa fue trasladado justo al lado de mi despacho, y como yo soy poco curioso y ademas aprovechaba el tiempo para aprender cualquier cosa, empece a salir y a hablar con los compañeros.

Desde esos tiempos, hice un buen amigo, que a día de hoy sigue inmerso conmigo en miles de locuras y en nuestros ratos libres en el trabajo empezamos a desmontar routers o programar cualquier cosa que caía en nuestras manos.

Pronto salió la idea de un servidor que permitiría hacer multiples cosas y no solo almacenar datos. En esa época, mi colega tenia un pequeño servidor Synology, una de sus versiones antiguas, y tras mucho pensar, decidí comprarme uno yo. Previamente había intentado algo parecido con un servidor de otra marca que no me dio buen resultado, no me permitía ser flexible y ademas era bastante engorroso su manejo.

Hace ya algunos años, estuve trabajando en una empresa donde por suerte o por desgracia, muchas veces pasaba el tiempo esperando sin tener trabajo que realizar. Por esos tiempos, el departamento de informática de la empresa fue trasladado justo al lado de mi despacho, y como yo soy poco curioso y ademas aprovechaba el tiempo para aprender cualquier cosa, empece a salir y a hablar con los compañeros.

Desde esos tiempos, hice un buen amigo, que a día de hoy sigue inmerso conmigo en miles de locuras y en nuestros ratos libres en el trabajo empezamos a desmontar routers o programar cualquier cosa que caía en nuestras manos.

Pronto salió la idea de un servidor que permitiría hacer multiples cosas y no solo almacenar datos. En esa época, mi colega tenia un pequeño servidor Synology, una de sus versiones antiguas, y tras mucho pensar, decidí comprarme uno yo. Previamente había intentado algo parecido con un servidor de otra marca que no me dio buen resultado, no me permitía ser flexible y ademas era bastante engorroso su manejo.

Empece mis andadas con Synology de la mano de un DS414. Aun a día de hoy, y desde el 2014, sigue funcionando perfectamente. Unicamente tuve que cambiar el servidor por un fallo de hardware de la serie tras pasar un año, posteriormente no he tenido problema alguno y por supuesto, hasta la fecha jamas he perdido ningún dato.

Bien pues como uno no se puede estar quieto, toco la hora de paralelamente y pensando de cambiar de domicilio y dejar a mis padres el DS414, montar un nuevo servidor NAS, mas potente, pero evidentemente a un precio asequible. 

Desde hacia algun tiempo, mi colega se había cambiado por razones similares (cediendo su antiguo NAS a su hermana) a un equipo Xpenology, obteniendo buenos resultados pero el cual no había actualizado desde hacia tiempo ya que no habían salido actualizaciones no oficiales y no se había parado a seguir el proyecto. Aun así permitía las funcionalidades del equipo mas alto de gama de la serie Synology.

Así que decidí iniciar el mismo proyecto, pero esta vez metiéndome de lleno en las nuevas actualizaciones.

Descubrí un mundo detrás del proyecto Xpenology, el cual se basa de forma simplificada en un pendrive con un Bootloader y el software DSM en este caso original.

Teniendo algún cuidado en el tema de las actualizaciones antes de confirmar que se pueden realizar, pasa a ser un equipo potente, con multiples funcionalidades y configuraciones como puede ser el BOND con Jumbo Frame del cual hablaremos en otro articulo.

Aquí os dejo unas fotos del nuevo NAS Xpenology:

Placa Asrock Q1900 ITX

Carcasa NODE 304

RAM 2x4GB So-Dimm 1333

3 discos duros WD 4TB Red (para NAS)

Fuente Tacens Radix ECO III 650W

Pendrive de 4gb 2.0